Las 8 Virtudes

LAS 8 VIRTUDES Y SU EXPRESIÓN EN EL LIBRO DE LAS MUTACIONES

Amor:

Signo 1, «El Creativo»; signo 2, «El Receptivo»; signo 14, «La Posesión de lo Grande»; signo 31, «La Influencia»; signo 32 «Lo que dura en el tiempo»; signo 37 «La Familia»; signo 50, «La Marmita»; signo 59 «La Disolución»; signo 64 «Después de la consumación».

Justicia:

Signo 1, «El Creativo»; signo 6, «El Litigio»; signo 7, «El Ejército»; signo 14, «La Posesión de lo Grande»; signo 18 «Lo enmendado echado a perder»; signo 21, «La Mordedura Tajante»; signo 38, «La Contraposición»; signo 41 «La Merma»; signo 42, «El Aumento»; signo 43, «El Desbordamiento o La Irrupción»; signo 63, «Antes de las Consumación».

Verdad:

Signo 6, «El Litigio»; signo 10, «La Pisada o el porte»; signo 12, «El Estancamiento»; signo 17, «Seguir la huella»; signo 19 «El acercamiento»; signo 22, «La Gracia»; signo 24, «El Retorno»; signo 27 «La Nutrición»; signo 33, «La Retirada»; signo 36, «El Entenebrecimiento de la Luz»; signo 39, «El Impedimento»; signo 43, «El Desbordamiento»; signo 46 «La Subida»; signo 47, «La Desazón»; signo 60, «La Delimitación»; signo 61 «La Verdad Interior».

Compasión (Misericordia):

Signo 2, «Lo Receptivo»; signo 4, «La Necedad Juvenil»; signo 5, «La Espera»; signo 9, «La Fuerza domesticadora de lo pequeño»; signo 18 «Lo enmendado echado a perder en pasado»; signo 30, «Lo Adherente»; signo 48, «El Pozo»; signo 50 «La Marmita»; signo 52, «El Aquietamiento»; signo 58, «Lo Sereno o quietud interior»; signo 59, «La Disolución».

Inocencia (Bondad):

Signo 2, «Lo Receptivo»; signo 8, «La Solidaridad»; signo 11, «La Paz»; signo 15, «La Modestia»; signo 16 «El Fervor»; signo 25, «La Inocencia»; signo 26, «La Fuerza domesticadora de lo grande»; signo 31 «El Influjo»; signo 35, «El Progreso»; signo 39, «El Impedimento»; signo 41, «La Merma»; signo 42, «El Aumento»; signo 48 «El Pozo»; signo 53, «El Desarrollo gradual».

Solidaridad (Comunidad):

Signo 4, «La Necedad Juvenil»; signo 7, «El Ejército»; signo 8, «La Solidaridad»; signo 11, «La Paz»; signo 13, «La Unión entre los Hombres»; signo 16, «El Fervor»; signo 26 «La Fuerza domesticadora de lo grande»; signo 45, «La Recolección»; signo 48, «El Pozo»; signo 50, «La Marmita»; signo 53, «El desarrollo gradual»; signo 59 «La Disolución».

Humildad (Modestia):

Signo 1, «Lo Creativo»; signo 2, «Lo Receptivo»; signo 4, «La Necedad Juvenil»; signo 5, «La Espera»; signo 9, «La Fuerza domesticadora de lo pequeño»; signo 10 «El Porte»; signo 14, «La Potencia de lo grande»; signo 15, «La Humildad»; signo 17 «Seguir la huella»; signo 19, «El Acercamiento»; signo 20, «La Contemplación»; signo 22, «La Gracia»; signo 31, «El Influjo»; signo 33, «La Retirada»; signo 40 «La Liberación».

Rectitud:

Signo 1, «Lo Creativo»; signo 2, «Lo Receptivo»; signo 3, «La Dificultad inicial»; signo 4, «La Necedad Juvenil»; signo 5, «La Espera»; signo 10 «El Porte»; signo 13, «La unión entre los Hombres»; signo 15, «La Humildad»; signo 18 «Lo enmendado en lo echado a perder en el pasado»; signo 21, «La Mordedura Tajante»; signo 25, «La Inocencia»; signo 27, «La Nutrición»; signo 28 «La Preponderancia de lo grande o la ruptura»; 29, «Lo Abismal»; signo 30, «Lo Adherente»; signo 34, «La Potencia grande»; signo 37, «El clan o la familia»; signo 38, «La Contraposición»; signo 43 «El Desbordamiento»; signo 44, «Ir al encuentro»;signo 47, «La Desazón»; signo 49, «La Revolución»; signo 51, «Lo Suscitativo»; signo 52, «El Aquietamiento»; signo 54 «La muchacha que va a casarse o la concubina»; signo 55, «La Plenitud»; signo 57, «Lo Penetrante»; signo 62, «La Preponderancia de lo pequeño»; signo 63, «Antes de la consumación»; signo 64, «Después de la consumación».

La Rectitud posee un «camino óctuple«:

1) Rectos Pensamientos (1, Lo Creativo; 2, Lo Receptivo)

2) Rectas Palabras (10, El Porte; 16, El Fervor; 25, La Inocencia; 26, La Fuerza Domesticadora de lo Grande; 27, La Nutrición; 30, Lo Adherente; 31, El Influjo).

3) Rectos Principios y Valores (8, La Solidaridad; 13, La Comunidad; 14, La Posesión de lo Grande; 25, La Inocencia; 61, La Verdad Interior).

4) Recta Coherencia y Congruencia (4, La Necedad Juvenil; 15, La Humildad; 60, La Restricción; 62, La Preponderancia de lo Pequeño).

5) Recta Perseverancia y Disciplina (7, El Ejercito; 10, El Porte; 14, La Posesión de lo Grande; 25, La Inocencia; 26, La Fuerza Domesticadora de lo Grande; 31, El Influjo; 32, La Duración; 33, La Retirada; 34, El Poder de lo Grande; 37, El Clan; 41, La Merma; 42 El Aumento; 49, La Revolución; 51, Lo Suscitativo; 52, El Aquietamiento; 53, La Evolución; 57, Lo Suave; 58, Lo Sereno).

6) Recta Oración (14, la Posesión de lo Grande; 45, la Reunión; 50, la Marmita; 51, lo Suscitativo)

7) Recta Contemplación (19, El Acercamiento; 20, La Contemplación)

8) Recta Meditación (11, La Paz; 20, La Contemplación; 52, La Quietud)

 

Extracto de Libro Tratado I CHING – El Canon de las Mutaciones – «El Séptimo Tiempo»

Las Ocho Virtudes

Recomiendo una lectura detenida y en discernimiento de este tema en la parte introductoria del libro «111 escalones al Cielo». Para una profundidad mayor, es aconsejable acudir siempre al Libro de Sabiduría, el I Ching, ya que es ahí en donde estas Virtudes encuentran su génesis y cumplen un rol central en la doctrina moral de los Maestros de la Antigua Enseñanza. Y para quienes realmente amen la buena causa del Cielo, valdrá el esfuerzo si se procede indagar estas Virtudes bajo la luz del evangelio, y seguramente el Libro «Ara: 64 reflexiones ante el Altar de Cristo» les aportará algunos elementos clarificadores.
Aquí se mencionan las Ocho Virtudes
a) bajo el prisma moral, ligado a lo Noble y Bueno; y
b) bajo la visión Espiritual.

AMOR:

a) es leal; fiel; tolerante; sincero; honesto; paciente; sacrificado; servicial; comprensivo; claro; firme; constructivo; participativo; silencioso cuando debe; crítico con mesura y buenos consejos; con sentido de compañerismo; cultiva la amistad; nunca rompe los secretos de la intimidad; respetuoso de las diferencias; buen apoyo en la independencia y labor del otro; sabe perdonar, sabe pedir perdón; siempre ofrece una posibilidad para enmendar; sustenta todo en la confianza.
b) es creer en Dios y el Reino; orar para vivirlo; meditar para conocerlo; escrutar para comprenderlo; discernir para obedecerlo. Hacer y Ser lo que Dios y su Reino han designado.

HUMILDAD:

a) es firmeza; es modestia; es saber escuchar; saber aprender; ser auto-crítico; no enjuiciar; hablar lo necesario; saber usar las palabras; de principios sólidos; de asentados valores; es coherente siempre; rechaza la fama mundana; no participa de las modas; no gusta figurar; no busca ni piensa en el poder; en el poder y la fama es modesto, justo y un buen guía; ejerce el mando con justicia y ecuanimidad; busca el silencio; ama la paz; no quiere riquezas; está contento con lo que Es y tiene; en la riqueza es dadivoso; en la pobreza es sereno.
b) es vaciarse de los sentidos; retirarse de lo mundano; escrutar y discernir cada paso de acuerdo a la Voluntad de Dios; entrega la vida a Dios; renuncia al Yo; carece de ego.

LA SOLIDARIDAD

a) es amistad; participación; unidad; comunidad en la diversidad; compartir; entregar; recibir con agradecimiento; hacer sin esperar nada a cambio; trabajar con desinterés; retirarse una vez hecha la obra; nunca sentirse dueño de la propia obra; pensar en el bien de los demás; sentido de equipo; valor de lo colectivo.
b) es poner por obra la fe en Dios; hacer lo que Dios designa y no lo que uno cree; trabajar en la Obra espiritual con Amor y Humildad; usar correctamente los Dones.

LA VERDAD

a) es atenerse siempre a la realidad y a los hechos; saber distinguir lo objetivo de lo subjetivo; sentido de Justicia; hacer lo que se Es; Ser lo que se dice; manifestar con mesura lo que se piensa; crear confianza y fomentarla; poseer memoria histórica; hablar sin tapujos ni contorsiones; usar palabras precisas y claras; cumplir con las promesas; enseñar sólo aquello que es profundo y arraigado; no aparenta; aborrece la mentira, el engaño y la omisión; no tolera ser engañado; no participa de la mentira, engaño u omisiones de otros; no calcula; no tiene segundas intenciones; se atiene a las consecuencias de la verdad.
b) es vivir a y en Dios; conocer y respetar las leyes de Dios, las leyes del universo, las leyes de la naturaleza y las leyes del Hombre; vivir al Reino como Verdad Absoluta y fuente de toda Verdad.

LA MISERICORDIA

a) es compasión; es aceptación del otro sin prejuicios; es sentir los móviles del otro; colocarse en el lugar del que es distinto; sacrificar lo propio en aras de causas que no entregarán beneficios tangibles o personales; es tolerancia en la diversidad; es amplitud de criterios; no enjuiciar; criticar con espíritu constructivo y con apego irrestricto a la Verdad, la Humildad y el Amor; es caridad; es dedicación y esfuerzo en bien del necesitado; es práctica de vocación.
b) es sentir en carne propia, cuerpo y alma, la Voluntad de Dios; es asumir el dolor de los demás en uno mismo; es pedir a Dios la visión de Dios; es usar Dones que benefician a muchos y menguan a quien los posee; es la compasión por los incrédulos y los violentos.

LA INOCENCIA

a) es no intencionalidad; es pureza; transparencia; coherencia; congruencia; es capacidad de sentirse feliz con lo que se tiene y se Es; es optimista; ante un problema busca silenciosamente la solución; no plantea un problema sin una posible solución; no calcula ni mide los efectos de la verdad; está siempre dispuesta a corregirse; no se apega por causas del ego; no esconde sus emociones; perdona de corazón; es confiable; no se altera por perdidas materiales; no se toma a pecho las ganancias; aprecia lo bueno de los demás; declara lo malo en los demás; es espontánea; gusta de las cosas simples; ama la naturaleza y los animales; posee una innata condición para la maternidad o paternidad; aborrece lo que es poco claro, alambicado, oscuro o con secretos e intenciones poco claras.
b) es la entrega a Dios sin cuestionamientos de ninguna especie; es la pureza de alma y la disponibilidad a purificarse siempre; es Amar a Dios como una criatura ama a su madre y/o padre; es aborrecer el pecado; es renunciar a todo amor en el mundo para vivir plenamente el Amor de Dios.

LA JUSTICIA

a) es Paz; es ánimo y mentalidad de Paz; es Paz en el corazón; es ecuanimidad; es mesura; es ductilidad; es sentido de realidad; es La Moral; es corrección; es recomposición; es arrepentimiento; es buscar el centro; es no poseer prejuicios; es Armonía; es aplicar leyes objetivas; es castigar ejemplarmente a los transgresores; es No Matar; es aliviar las cargas del que sufre; es cargar sobre quien corresponde el peso que se ha colocado sobre quien no corresponde; nunca es violenta, aborrece la violencia; acoge al que sufre; resguarda al que es perseguido por causa de justicia; es repartir riqueza y abundancia y no acumular; es libertad; es el derecho propio en relación justa con el derecho de los otros; es liberación de causas viejas y del pasado; es no volver sobre lo que ya fue sancionado; es amnistía y rehabilitación; es oportunidad de volver a nacer y recomenzar.
b) es perdonar, pedir perdón y colocarse ante los Juicios de Dios; es arrepentirse ante el Reino y disponerse a obedecer las leyes de Dios; es aceptar la Obra y el lugar de la Obra designada por el Reino; es no hacer Mal, ni mezclarse con el Mal, sino que hacer el Bien y actuar en aras del Bien en todo y para todos; es hacer convenios y alianzas con Dios y cumplirlas cabalmente; es nunca cuestionar la Justicia y Sentencias de Dios.

LA RECTITUD

Es la aplicación de las otros siete Virtudes en forma cabal y correcta. Se llega a esta Virtud como consecuencia de justa aplicación de las otros siete Virtudes. Posee un «Sendero Óctuple», y éste es:
1. Rectos Pensamientos;
2. Rectas Palabras;
3. Rectos Principios y Valores;
4. Recta Coherencia y Congruencia;
5. Recta Perseverancia y Disciplina;
6. Recta Contemplación;
7. Recta Oración;
8. Recta Meditación.
El Primer Sendero está unido a la Virtud del Amor; el Segundo se halla mancomunado con la Virtud de la Humildad; el Tercer Sendero es uno con la Virtud de la Solidaridad; el Cuarto se aplica en la Virtud de la Verdad; el Quinto Sendero se aplica con la Virtud de la Justicia; el Sexto Sendero es conducido por la Virtud de La Inocencia; el Séptimo Sendero se transita por la Virtud de la Misericordia; el Octavo Sendero se logra en Rectitud plena.
Las Ocho Virtudes conducen a la Sabiduría -al Camino Medio- cuando son recorridas plenamente según lo que se describe bajo la características ). Estas Ocho Virtudes conducen a la Santidad -al Camino del Cielo- si en una vida se vive según lo descrito en la letra b). Llegar a la Rectitud y al Octavo Sendero, habiendo aplicado lo que se menciona en la a) y la b)… es la Perfección – Hacerse Uno con el Tao –

Las Ocho Virtudes se activan ante la realidad, los movimientos, la acción, los hechos, los acontecimientos, los eventos, los pensamientos y el andar por la vida. No muestran su valor y no educan en la abstracción del análisis o del estudio fuera de lo anterior. Es un espejo en el cual contemplar y reflejar lo vivido cada día. Es un eco de lo realizado y es un punto de juicio sobre sí mismo.
El adepto coloca su vida cotidiana, cada día, cada tres días, o cada siete días, y desde el pensamiento, pasando por el sentimiento y llegando a la acción y sus efectos se auto- retrata en las Virtudes y se escruta bajo la luz de éstas.
Cuando el adepto ha progresado, la vida y las Virtudes son como una voz en la conciencia, la cual corrige en el acto aquello que se contrapone a su luminosidad.
Cuando el adepto y la Virtud no logran diferenciarse y él mismo es una enseñanza de Virtud… ya no es un adepto, sino que Un Maestro.


Leave a Reply