Tiempos

Tiempo:

Se llama “Tiempo” en el I Ching a una serie de connotaciones. Un Signo es un Tiempo y comprende el estado de la situación (objeto), el tiempo cósmico en que se mueve (Regencia), el tiempo calendario que lo rige, la condición del Sujeto, la calificación del Objeto, las Tendencias, las Causas, el Hacer, el Comprender, el entorno, etc.

El Tiempo calendario es lo medible de acuerdo a las estaciones del año. La medición exacta, incluso con horario, existe y es manejada por el Sabio (en este trabajo se menciona el sistema de tiempo en detalles).

El Tiempo cósmico es atemporal y no es medible. La condición o situación que señala un Hexagrama son: el Objeto del mismo, el Sujeto (consultante); el tiempo calendario; las tendencias; los Entreverados; los Emboscados; las posiciones particulares (líneas de cambios) y su relación con los Regentes; causas (que preceden al Hexagrama); otros movimientos probables etc.

Los tres puntos básicos de un “Tiempo” son: Sujeto, Objeto y ubicación del Tiempo calendario (si está presente, en pasado o con tendencias hacia lo futuro). Ahora, el Tiempo como concepto más amplio, pertenece a una de las esencias de las 16 leyes: a saber, Existencia, No-existencia; movimiento, transformación; espacio, Tiempo.

El Tiempo tiende a lo Atemporal y no gira sobre sí mismo, como creemos los humanos al concebir el tiempo como una repetición de fenómenos. Esto explica porque lo Micro-cósmico gira en forma ascendente hacia lo Macro-cósmico. Esto se llama “Movimiento Retrógrado” y es vital en el buen uso de la “Rosa de los Vientos” (Orden de los Cielos). El espacio de un Tiempo es un reflejo, un efecto tardío. Por esto el libro dice: “cuando los hechos suceden, ya todo ha sido consumado en lo Macro-cósmico”.

Extracto de Libro Tratado I CHING – El Canon de las Mutaciones – “El Séptimo Tiempo”


Leave a Reply