Asumir la propia Siembra

- El Orden de Santos y Sabios se acerca al Hombre para abrir el Camino Medio-

El I Ching es una herencia abierta, expuesta y ampliamente tratada…no siempre en forma rigurosa…pero sí conocida y analizada desde variadas vertientes y  experiencias.

Como en toda disciplina se produce, humanamente comprensible, una lucha de egos en torno a cuál es la fórmula correcta y la enseñanza más leal y fidedigna.

El I Ching como filosofía, o  un juego de mancias, cuan historia china y/ o literatura universal, o bien haciendo parte activa del mundo religioso y místico, o como fórmulas numéricas especulativas…o parte inseparable de la vida y obra del maestro Richard Wilhelm… en fin: ha sido y es  desmembrado y vuelto a ensamblar de todas las maneras que el intelecto y capacidad analítica del Hombre pueda y quiera a según de su entendimiento y pretensión.

Lo único que siempre va quedando, y ha perdurado en el tiempo, es su misterio y su realidad espiritual: Los Santos y Sabios que siguen viviendo y actuando por este Medio Oracular que jamás se agota aún si los estudiosos lo saturen de conclusiones y teorías. Y es este fondo y raíz espiritual aquello que pocos logran alcanzar… ¡y qué contradicción!… porque no  se aplica la Enseñanza  de Sabiduría que los primeros Maestros asentaron cuan base primordial de este Camino al Cielo.

Esta herencia nos fue entregada para que el Hombre Común superara tal condición terrenal y lograra el Camino Medio. Este Camino Medio es el nivel de Consciencia que supera la visión mundana y de los Sentidos; se ubica debajo de la Ley Celeste, pero no entra ni hace parte del Cielo y sus Misterios, sino que mantiene  la calidad humana, carnal y sensual…esta vez con Sabiduría, y con amplitud de Consciencia.

Lo que conocemos como el I Ching en realidad es un Programa: se activa solamente si la persona se introduce en sus ‘Vehículos’. Las 8 Leyes básicas no son teóricas, aunque de éstas se hayan hecho manojos filosóficos varios, sino que son concepciones que el Hombre debe hacer propias,  y auto-observar su vida y existencia, su comportamiento y decisiones, su personalidad y carácter…  bajo la aplicación y Coherencia de estas leyes. Las 8 Virtudes no son una regla moral de aplicar cuan virtuosismo hipócrita, sino éstas  deben convivir en lo cotidiano del individuo como una verdadera Jurisprudencia de la Conciencia…Jurisprudencia de la Conciencia es la Moral que  no puede reglamentarse sino que es parte indivisible del Ser.

La Meditación Circular de la Luz es la forma de Aquietar el Cuerpo y la Mente, el Alma y los Sentidos, para de este modo, primero, permitir que el mundo de los símbolos (Trigramas) entren al Cuerpo físico y Sutil (espiritual o Macro Cósmico); se conoció como ‘Flor de Oro’ porque en su máxima llegada (Umbral) se produce un efecto similar a una Flor Dorada que se abre ante la persona. En esta práctica se logra vivir la realidad de los Santos y Sabios, y es ahí en donde el Hombre comprende que el I Ching es un método para alcanzar el Lugar de los Ancestros y acceder a los Orígenes de esta órbita dorada. No es ‘imaginativo’ o ‘amorfo’. Es vívido, palpable, sensitivo e inteligente. Es la Realidad Macro que  se manifiesta mediante este instrumento.

Cuando alguien cree haber saturado el conocimiento del I Ching por estudios, por años de práctica, sin jamás entrar en el Camino Medio y su Programa Vivo… está viviendo una ilusión que nunca sembrará. Morirá no apenas esa planta temporal  deje de regarse.

Los Santos y Sabios están unidos, amalgamados y acogidos por una Fuerza Grande y antigua, sin Tiempo, Atemporal,  que ellos llaman con amor inconmensurable: La Gran Madre. La Madre Sabiduría. Y es un Espíritu Original que contiene la memoria y archivos, y hasta lo desconocido e insondable de la Creación y de lo Increado.  Cuando acudimos al Oráculo, como tal, no como mancia o juego de consultas casuales, sino en su real calidad de Oráculo: es el Espíritu de la Gran Madre Sabiduría la fuerza que actúa en nuestra conexión e iluminación. Sin esta potencia espiritual todo es pequeño, mental, incomprensible y hasta oscuro. Y eso explica porque aún si muchos consultan al I Ching, escasos logran una relación de claridad permanente con sus respuestas. Sin el Espíritu de la Madre Sabiduría no habrá luz en nuestra comprensión.

Desde este día de Noviembre del año 2011 aplicaré con coherencia un Pacto, un Convenio que he concluido con los Santo y Sabios: no enseñaré el I Ching…sino que Enseñaré Sabiduría a través del I Ching, y aplicaré la metodología de la Antigua Enseñanza, tal y cual los Maestros la han aplicado y enseñado desde siempre, y como este servidor la ha vivido.  No lo he hecho hasta hoy porque todo lo que uno hace en relación con este Medio de Sabiduría debe ser consultado y Meditado… todo debe ser Consultado, y todo debe ser llevado a Visión  Macro en la Meditación… nada puede ser dejado a propio criterio e invención: el I Ching habla sobre el I Ching.  Y siempre he Consultado y Meditado para publicar el Libro que propongo, para verificar su contenido, para realizar Consultas, para Enseñar… Y ante una enseñanza, una publicación, una teoría en torno al I Ching no tengo opinión, sino que coloco el asunto ante el Oráculo y  obtengo Visión Macro, en modo que sean los Sabios y Santos aquellos que iluminen  la verdad de aquello que desde lo mundano y humano no vemos del todo. Y así debiera hacer todo discípulo del I Ching: siempre Consultar y Dialogar con el Oráculo y no dejarse llevar por conjeturas circunstanciales del ego, siempre colocándose uno mismo bajo el escrutinio de La Sabiduría… porque la vanidad es una enfermedad mortal para  la Visión de la Realidad.

Antes no me era aconsejable abrir la Antigua Enseñanza. Ahora soy instado e impelido a aplicar y enseñar el I Ching solamente bajo el Orden de Sabiduría de los Antiguos. Y como debemos consultar el Oráculo sobre los asuntos que le conciernen… bien, por favor consulten con Quietud y Paz al Sagrado Instrumento para que reciban ustedes  respuestas sobre esta declaración y también de la verdad de la Antigua Enseñanza de la cual aquí hablamos y exponemos. Si somos respetuosos del Oráculo  no consultaremos para saciar curiosidad, sino para obedecer a sus indicaciones: porque sería incongruencia saber del Oráculo que hay una vía abierta a la Raíz Primordial y Original…y optar por quedarse en el saber que se ha logrado o en la idea que hemos armado para propio gusto y inmodestia.

Qué el Oráculo hable. Qué el buen Discípulo obedezca.

La tarea es Sembrar, Sembrar, Sembrar…y que cada uno use y se pruebe en la buena Siembra Personal. La Siembra de la Enseñanza de Sabiduría entrega semillas y esclarece métodos y vías…la aplicación y los logros son y serán siempre de cada Uno.

La Antigua Enseñanza  solamente puede expandirse entre los Hombres cuando los tiempos venideros, inmediatos, son(sean) de Cambios y Saltos;  y los Sabios y Santos apresuran su acción de ayuda y de elevación para con los Hombres  que postulan al Camino Medio.

El Día es Hoy.


One Response to “Asumir la propia Siembra”

  • Marcelo Says:

    Hola Ricardo, gracias por tus palabras y orientación a cerca de cómo relacionarnos con este libro de sabiduría espiritual. Actualmente tengo 48 años y compré el libro hace unos 28 años. De vez en cuando hacía alguna consulta con las monedas y siempre me quedaba la sensación de que algo faltaba y era la parte espiritual. Gracias a tus videos puedo entender cual es el camino. Es mi intención abocarme al “estudio” del mismo y estaría encantado de acudir a ti en busca de consejo y guía. Desde ya mi más sincero abrazo.

Leave a Reply