Bienvenidos!

moneda-i-ching

Del  Editor

La Hora del Salto

Bienvenido a la página del I Ching en Chile.  Quienes nos visitaron antes podrán constatar una simplificación técnica en nuestra hechura, y de paso la eliminación del ‘foro’. Agradecemos a quienes nos advirtieron de las infiltraciones que sufrió el formato antiguo, y más reconocemos con gratitud los correos que nos instaron a seguir en nuestro afán de difusión de este maravilloso Camino.

La Sabiduría contenida en el antiguo libro I Ching puede dar respuestas a cuestiones variadas y cotidianas, pero, como constató C.G.Jung, tratándose de ‘un libro vivo’ mal podemos rebajarlo a lo exclusivamente banal, sin que de parte del Oráculo exista una respuesta y reacción. En efecto, en una práctica de algo más de treinta años he podido verificar que no pocos entusiastas seguidores de este método han culminado decepcionados por la súbita clausura de las palabras de Sabiduría, convirtiendo el contenido de las respuestas en algo sumamente intrincado y hermético. Y este fenómeno tiene una razón y explicación: cuesta aceptar que esta relación entre una persona y un libro tenga ‘vida propia’ y en muchos casos sea la palabra, que nos entrega el instrumento,  aquella que varía con incomprensible independencia…como si fuese una persona racional con motivos propios. Pero para compenetrar esta realidad debemos desechar la idea errada de que el libro no es más que un conjunto de enredadas y genéricas fórmulas poéticas que el consultante, al final, culmina por interpretar según su necesidad y antojo.En cambio, sí debemos respetar la declaración primaria de los Santos y Sabios que ordenaron este antiguo texto, a saber: que este instrumento lo consignaron los dioses a los Hombres para que el hombre común ascienda al Camino Medio y pueda hacer la Voluntad del Soberano Celeste.

Hallándome en Basilea, Suiza, en el año 1988, pude relacionarme con viejos discípulos de La Sabiduría, algunos ancianos que habían compartido con R. Wilhelm, Jung y H.Hess, y en particular con un viejo adventista que fuera profesor de Religiones Comparadas y que había vivido quince años en China. Con ellos pude adquirir una visión profunda de esta herencia ancestral, y algo que cambió mi existencia fue, precisamente, la vivencia mística, espiritual, que trasladó mi conciencia hasta la realidad viva de los Santos y Sabios que actúan en  este medio de Sabiduría. Entonces comprendí que nadie podrá llegar al Espíritu de este contenido con el estudio, el intelecto y el conocimiento, y que el umbral para vivir esta verdad magistral es la vía espiritual: meditación según las formas que los mismos maestros han heredado y sobre todo… ENTREGA, eso que llamamos Fe, pero no la fe de la creencia formal o de la esperanza, sino la Fe Viva que entrega todo confiadamente en manos de una realidad que no es la conocida, de este mundo, sino la realidad Macro que determina la verdad de aquello que somos.

Nadie podrá jamás alzar una iglesia o construir una religión en base a estos escritos, aún si muchos religiosos y cultos sí usan este medio como guía de Sabiduría. Y eso no porque el Hombre no lo haya intentado, sino porque los Sabios y Santos no lo permitirán jamás. Y esto es algo que todo debemos aferrar con altura de miras: esta herramienta sigue vigente entre los Hombres para guía y orientación, y para en su profundidad espiritual, abrir al más puro e inocente, la realidad de Los Cielos.

Es obvio, de acuerdo a esto, que una vez que la persona pasa la línea de verificación con el Oráculo comienza a elevarse el nivel de la relación, y si quien consulta lo entiende y se abre,  el resultado comienza a ser transformador; pero si la persona se cierra y niega ahondar en lo espiritual y Macro, entonces se rompe el puente de la palabra y todo se torna confuso.

Pues bien, era muy necesario escribir y exponer este punto, pues debido a los tiempos que corren, y en la medida que ya entramos en los cuatro años de Cambios y Tribulación (Diciembre 2008-Diciembre 2012) se ha verificado una masiva ‘ruptura’ entre numerosos adeptos al I Ching y el mismo Oráculo, esencialmente porque éste ha elevado su nivel de exigencia. Esto vaya cuan explicación a muchos que han solicitado consultas y cursos: es condición del I Ching que sea usado el sistema solamente para y con quienes tengan inquietudes de superación espiritual y busquen ubicarse en el contexto del Tiempo urgente que vive la humanidad y el planeta.

Esta página sea, entonces, una invitación a conformar ‘Círculos de Sabiduría’ en todo el mundo, bajo las precisas indicaciones y orientación del Sabio Oráculo.  La condición que se nos pone delante es aquella que aquí ya describimos.  Sobre los modos de proceder  e indicaciones de los Santos y Sabios que hemos recibido, y que cada uno podrá verificar en su relación con el I Ching, solicitamos se nos envíe un correo a: ichingandree@hotmail.com .

Ricardo Andreé – Director